Negocios

DESARROLLO DE NEGOCIOS INCLUSIVOS UTILIZANDO DESIGN THINKING (Iera. Parte)

¿CÓMO IMPLEMENTAR EL DESIGN THINKING EN LOS NEGOCIOS INCLUSIVOS?

Hoy día se siguen sumando más Emprendedores que se interesan en innovar esta I parte y aplicar nuevas estrategias que combinen ganancias e impacto social, explorando nuevos mercados y nuevos modelos de negocio, en post anteriores hemos visto como éstos pueden contribuir de manera significativa al desarrollo humano incluyendo a las poblaciones más vulnerables en su cadena de valor como consumidores, productores, emprendedores o empleados, y así como existen nuevos emprendimientos, también podemos ver que hay entidades privadas que están aplicando modelos de negocios inclusivos, con esto lo que os quiero decir que la actitud innovadora comienza mirando con nuevos ojos la realidad y observando a las personas con una óptica diferente, desarrollando todos los sentidos y utilizando una mirada más holística de todo lo que nos rodea.

Esta nueva mirada es conocida como DESIGN THINKING o Pensamiento de Diseño, una metodología para la resolución de problemas aplicable a cualquier ámbito que requiera un enfoque creativo. Actualmente recibe una gran atención en escuelas de negocios y en centros de innovación social, centrada en innovar a partir de las necesidades de las personas, a fin de construir relaciones a largo plazo, hoy día son muchas las empresas que utilizan ésta metodología para impulsar su negocio y distinguirse en el mercado.

El Design Thinking conecta a los desarrolladores de productos con la experiencia del consumidor como ningún otro proceso. Ésta metodología se ha convertido en los últimos años en una herramienta de gran utilidad para las empresas, su principal enfoque es fomentar el recurso que genera mayor valor en los productos y servicios: INNOVACIÓN.

Con el fin de implementar la técnica de los diseñadores en resolver problemas con soluciones originales que satisfagan las necesidades de tus clientes y así ayudar a colocar los esfuerzos justos en los lugares indicados, os presento a continuación las cinco fases esenciales para aplicar éste método innovador, así que ¡Atrévete a convertir los problemas en oportunidades!

EMPATIZAR (comprender al otro): Como ya hemos hablado esto no es otra cosa que conocer a tu público, saber que los mueve o qué los motiva, entender sus sentimientos, implica ponerse en los zapatos del consumidor o el usuario del producto. Obliga al desarrollador a convertirse en un investigador del comportamiento humano y conseguir una profunda comprensión de las necesidades de los clientes implicados. Esta es la fase esencial en la que los diseñadores o miembros del equipo intentan conocer y comprender a los usuarios finales de manera más profunda, analizar situaciones, comprender la vida de los usuarios, así como los diferentes problemas y necesidades que poseen.
DEFINIR (el problema o reto): En la primera fase, aparte de conocer sobre las rutinas de los usuarios finales, habrás podido reconocer una gran variedad de problemas y necesidades. Comprender la dimensión estratégica del reto que se enfrentará. Se trata de un esfuerzo por sintetizar el conocimiento generado hasta ahora alrededor del producto o servicio, y así producir nuevas e interesantes perspectivas. Identificar donde están los problemas y entenderlos, de ésta manera permitirá estructurar las oportunidades que definirán las soluciones innovadoras.
IDEAR (posibles soluciones): Consiste en generar ideas, desde las más atrevidas a las más modestas, de modo que podamos generar soluciones innovadoras y eficaces. Existen diversas técnicas de generación de ideas, desde el replanteamiento de hipótesis, la construcción de metáforas, lluvia de ideas, entre otras. El objetivo es generar múltiples opciones que generen soluciones visionarias e ir descartándolas en el propio proceso para quedarse con las ideas más viables.
PROTOTIPAR (modelos tangibles con las soluciones): Una idea sin ejecución no vale nada. Se diseña una solución y se lleva a cabo de manera tangible. Prototipar como sabemos es materializar las ideas. Un prototipo puede ser un dibujo, un modelo. Es una forma de definir y de transmitir el concepto rápidamente, la idea es visualizar las posibles soluciones. Puedes generar un plan de acción para desarrollar cada una de las ideas más convenientes conforme al problema o reto. Ten en cuenta que un prototipo no es el producto final aunque debe semejarse lo más posible.
EVALUAR (los prototipos): En esta etapa se realizan pruebas con los prototipos realizados previamente y se solicita a los usuarios sus opiniones y comentarios al respecto, en base al uso de los mismos. Es una fase esencial en el Design Thinking el cual ayuda a identificar errores y posibles carencias que puede tener el producto. Hasta lograr el producto final.

¿Te gusto lo que leíste? ¿Crees qué puede ayudar a otro para que trabaje su mente emprendedora? Si la respuesta es afirmativa Compártelo y recuerda que el conocimiento es universal.

Publicado en Blog y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *