Emprendedor

EL EMPRENDEDOR CREATIVO

NUEVAS MANERAS DE PENSAR Y DE MIRAR EL MUNDO

La creatividad es una más de nuestras habilidades que poseemos como personas, ha existido desde los inicios de los seres humanos en la tierra y podríamos decir que es una de las habilidades más dinámica y útil para el hombre, comienza con la inspiración y la imaginación, dónde empieza a dar vueltas a un pensamiento para un proyecto determinado, recorriendo las diversas etapas del proceso creativo como: el cuestionamiento, la investigación, la incubación,  la iluminación, entre otros.

Es la capacidad de crear, innovar, generar nuevas ideas o conceptos, nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que normalmente llevan a conclusiones nuevas, resuelven problemas y generan nuevas soluciones. La creatividad puede ser desarrollada y mejorada, como pueden serlo también todas las habilidades y competencias humanas.

Si tuvieras que describir una persona emprendedora, seguramente dentro de los atributos que enumerarías estaría la creatividad. Ser creativo y ser emprendedor, van de la mano. La creatividad es una de las cualidades más extraordinarias a nivel profesional. Un rasgo que puede diferenciar a un profesional de éxito.

El emprendedor creativo es aquel que tiene visión y vive su realidad atendiendo las señales que se encuentra en el camino; no se cierra en una única dirección sino que tiene varias ideas y siempre está pensando en posibles alternativas, el emprendedor es positivo y sabe que siempre es posible encontrar la fórmula para encontrar el modo de adaptar una idea a la realidad.

Para el emprendedor la creatividad debe ser un proceso básico al iniciar su plan de negocio ya que les ayudará a diferenciarse de la competencia, es la semilla que germina en un producto o servicio con mucho valor agregado que cosechará grandes éxitos y posicionamiento en el mercado.

Para ser creativos se debe entrenar el cerebro e ir a la caza de nuevas asociaciones, territorios inéditos de aplicación para esquemas mentales consolidados por el hábito, desarrolla el pensamiento lateral o pensamiento divergente.

Por lo tanto, la creatividad se puede aumentar con el entrenamiento. Fomentar la creatividad es fundamental para favorecer el cambio y ampliar nuestros horizontes. Para ello os traigo 7 claves para entrenar tu creatividad:

Ama lo que haces, acompaña todo con pasión.
Busca cosas que mejorar, optimizar. No juzgues las ideas antes de tiempo, deja que fluya para inspirar y crecer.
Mantén tu mirada y tu mente abierta, en cualquier parte hay una idea que puede ser un potencial negocio.
Haz ejercicios para entrenar tu pensamiento divergente.
También es importante entrenar la capacidad de decisión cuando generamos muchas ideas.
Escápate de la rutina, vive curiosamente.
Mantente en movimiento, acepta el cambio, y no te aferres a los resultados

Por eso es importante que las start-ups y demás proyectos emprendedores estén basados, por lo menos en gran medida, en grandes dosis de creatividad. Cuando amamos lo que hacemos, es más probable que nos entreguemos en cuerpo y alma al proyecto, en plena conexión con nuestra necesidad de expresar nuestro mundo interior y desarrollando nuestra inteligencia emocional. Solo si nos sentimos motivados de forma genuina podremos tener la paciencia necesaria para iniciar un proceso creativo que pueda cristalizarse en una empresa viable.

¿En qué etapa del negocio estás? ¿Consideras que la creatividad está presente en tu emprendimiento?

Publicado en Emprendimiento y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *