Emprendimiento

EMPRENDER PARA LUCHAR CONTRA LA POBREZA

¿De qué manera nuestro Emprendimiento ayuda a la Pobreza?

Emprender tu propio negocio conlleva esfuerzo, perseverancia y pasión por lo que haces. La gran preguntar sería; si tu emprendimiento consigue que el mundo (en menor o mayor medida) sea un poco mejor, ¿Cómo contribuye mi Emprendimiento para luchar contra la pobreza? Los nuevos modelos de negocio que se sirven de la innovación ayuda apaciguar los estragos de la pobreza y hacer en general que la economía prospere al tiempo que mejora el entorno.

Cuando emprendemos lo hacemos, simplemente porque hay algo que nos mueve, nos inquieta, siempre existe un “motor” que hace que demos el salto de nuestro status quo a un estado ideal, y damos el primer paso y así poder sobresalir y satisfacer una necesidad propia y de otros. Emprender no es otra cosa más que “empezar”, hacer algo diferente que los demás no harían, y así lograr el éxito.

Recordemos lo que decía Albert Einstein “Locura es querer hacer lo mismo para obtener resultados diferentes”. En nuestras manos está el querer cambiar nuestra realidad y ayudar a otros cambiar la suya, es muy probable que muchas personas se sientan bien con su forma de vida, sin embargo, hay otras que se encuentran incómodos y/o en desacuerdo. Es importante destacar que emprendemos porque queremos dar un beneficio a nuestro entorno, a nuestra comunidad, al mundo. Emprendemos porque no hay mayor recompensa que el ver cómo nuestro éxito influye sobre nuestros allegados y ajenos, con el fin de que obtengan su propio éxito.

Debemos entender nuestro entorno, conocerlo y sobre todo saber escuchar para saber qué emprender y cómo podemos contribuir en beneficio de otros. Nuestra mente es muy creativa, inquieta y si no enfocamos nuestra energía en algo productivo, entonces tendremos una creatividad desperdiciada. Entender nuestro entorno y escuchar las necesidades de nuestro alrededor nos hará idear un proyecto, planear alguna estrategia, implementarla, revisarla y continuar innovando, con el fin de dar ese beneficio común, incluyendo beneficiar al mundo con alguna de sus limitaciones, tal como es el caso “La Pobreza”.

Hoy en día se habla del Emprendimiento Social, no es otra cosa que la fusión entre una solución innovadora a un problema de desarrollo socio-económico y una estrategia con impacto medido, por lo tanto, el emprendedor social es una persona con soluciones innovadora a los problemas más graves de su comunidad, son ambiciosos y persistentes, que buscan atacar problemas de desarrollo social, cultural y económico.

El espíritu emprendedor y de negocios es calificado como uno de los mejores caminos para reducir la pobreza que afecta a miles de personas en el mundo y sirve como motor para generar desarrollo económico y ayudar a las comunidades y familias a construir condiciones de vida sostenibles más seguras.

En un artículo de la CNN Internacional, citado por Doinglobal.com/noticias, da a conocer lo siguiente: “China sacó aproximadamente 600 millones de personas de la pobreza absoluta desde que Deng Xiaoping inició las reformas de mercado a finales de 1970. Del mismo modo, Corea del Sur ha pasado de una renta per cápita de $291 dólares en 1970 a $20.000 en la actualidad. Incluso, la India, han logrado sacar un par de cientos de millones de personas de la miseria absoluta con las reformas económicas emprendidas”. En todo el mundo encontramos países que han creado un verdadero espíritu emprendedor favorable para las empresas, logrando reducir drásticamente la pobreza.

Es importante destacar que las próximas décadas, se seguirá generando ideas de negocios abriendo nuevos mercados, creando empresas sólidas que ayuden a superar los obstáculos y crear un entorno emprendedor. Después de todo cada ineficiencia en una economía emergente es una gran oportunidad esperando por un emprendedor perspicaz, estimulando los mercados locales, generando crecimiento en una economía y crean empleo. Todas las empresas, sin importar su sector productivo, pueden estimular los mercados locales y facilitar que los pobres se conviertan en participantes activos en estos mercados, como clientes o emprendedores

Las empresas que trabajan con el espíritu de interés propio iluminador pueden mejorar los caminos hacia el desarrollo de miles de millones de personas a través de facilitarles el acceso al mercado, encontrar nuevas maneras de responder a las necesidades de los pobres y ayudándoles a ser parte de las actividades económicas principales, mostrando resultados en nuevos ingresos y beneficios.

 Los emprendedores deben vincularse con los pobres en relaciones de negocios, que pueden involucrarse directamente con las operaciones comerciales principales de las empresas, como por ejemplo:

  • Los pobres serán clientes: la contribución principal de la empresa es ofrecer productos y servicios que satisfagan sus necesidades locales a precios adecuados.
  • Los pobres podrían ser socios empresariales, proveedores y/o distribuidores: al emprender en sus localidades, las empresas pueden crear empleo y desarrollar la transferencia de habilidades.
  • Creación de Empresas que satisfagan necesidades básicas: Éstas pueden contribuir de manera significativa al desarrollo local (agua, electricidad, saneamiento, cuidado a la salud), como también involucrar a las personas pobres en sus operaciones, generando empleo. 

¿Quieres emprender y además luchar contra la pobreza?  Esta semana comenzamos con una serie de post donde te mostraré las claves más importantes para desarrollar productos y servicios para los más desfavorecidos.   También llamados productos INCLUSIVOS.

¿Te gusto lo que leíste? ¿Crees qué puede ayudar a otro para que trabaje su mente emprendedora? Si la respuesta es afirmativa Compártelo y recuerda que el conocimiento es universal.

Publicado en Emprendimiento y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *