Emprender

IDEAS PARA CAMBIAR EL MUNDO

¿CÓMO DESARROLLAMOS UN EMPRENDIMIENTO PARA CAMBIAR EL MUNDO?

En el post  MIRAR HACIA DONDE LOS DEMÁS NO MIRAN.  ¡EMPRENDER PARA CAMBIAR EL MUNDO!  Iniciamos a tratar temas como son el Emprendimiento Social y Negocios Inclusivos, de la misma manera,  os hice ver cómo observar nuestro entorno para identificar y desarrollar proyectos que ayuden a resolver necesidades o problemáticas de una población de bajos recursos, hoy os traigo cuatro etapas que podemos tomar en cuenta para desarrollar un emprendimiento.

Sabemos que el mundo actual, enfrenta retos sin precedentes, tanto sociales como ambientales y parece evidente que las respuestas y soluciones tradicionales propuestas por el mercado, el sector público y la sociedad civil,  ya no son suficientes. Debemos ver el potencial y la oportunidad que existe en esas poblaciones, de las habilidades y destrezas de su gente, si abrimos nuestro observador, podemos ver grandes oportunidades, y lograremos ver ideas generadoras de cambio.

Ejemplo de ello, es  GRINANCA, el cual innovó una idea ya existente colocando su valor agregado y entrar al mercado con un negocio inclusivo, generando empleo y buscando aliados estratégicos para su expansión, esta empresa esta ubicada en mi país Venezuela, en Mérida concretamente. Otros ejemplos: Huertos de Soria, cultivan verduras y hortalizas ecológicas para crear trabajo para personas en riesgo de exclusión del mercado laboral desde Soria. Así como ellos, hay muchos ejemplos reales de empresas sociales que están transformando el mundo desde sus lugares de origen. Aptent, su misión es la de eliminar barreras de comunicación y de acceso a contenidos audiovisuales para que las personas con discapacidad puedan ejercer su legítimo derecho de acceder, en igualdad de condiciones a la educación, el ocio y la cultura.

Convertirse en un Emprendedor Social y desarrollar un negocio inclusivo que satisfaga,necesidades básicas e involucre a la población de la Base de la Pirámide (BdP) que puedan adoptar los diferentes roles en las actividades de la organización y así contribuir con las poblaciones de bajos ingresos, visto esto como un cambio de paradigma que implica la importancia de la innovación social que está emergiendo cada día más, donde la co-creación, la participación de los usuarios, los desafíos ambientales y sociales son el motor del cambio. Es importante destacar que hay una serie de agentes y organizaciones de diferentes sectores que se están interesando cada vez más por ello, desarrollando nuevas ideas, conceptos, estrategias e iniciativas que dan respuesta de un modo factible y sostenible, a los problemas que existen en nuestra sociedad.

¿Cómo desarrollar un emprendimiento para cambiar el mundo?

A continuación os doy una orientación de cómo podemos desarrollar un emprendimiento e innovar ideas que puedan cambiar la realidad de una población, iniciemos este viaje en cuatro etapas para convertirnos en Emprendedores Sociales:

 

IDENTIFICAR EL PROBLEMA: Primero se debe identificar un problema que necesite ser resuelto, imaginad cómo resolver alguna situación que afecte a una comunidad, es importante conocer las necesidades de las comunidades menos favorecidas e incluso las de tu propia comunidad y así, desarrollar el proyecto en función de la resolución o mejora del mismo, generando e inspirando ideas a través de la presentación y el análisis de actores y modelos de innovación. Los emprendedores sociales se caracterizan por ser ambiciosos y creer que el cambio es posible por más difícil que parezca.
MATERIALIZAR UNA IDEA, DEFINE EL PRODUCTO: Entendamos que al hablar de producto nos referimos también a servicios, éste puede ser creado desde cero o derivar de la innovación de un producto estándar ya creado, en éste caso, es de hecho predominante en los negocios inclusivos, que cuenta con la modificación de las características de un producto existente, se convierte en un producto nuevo y bueno para la población que vive con menos de 10 Euros al mes en Venezuela y con menos de 1,5 euros al mes en el mundo. Para definir tu idea debes preguntarte ¿Qué voy hacer? o ¿Cómo voy a solucionar el problema generando una propuesta de valor atractiva? Toma en cuenta que el producto esté adaptado a una necesidad concreta, asequible financieramente, que esté accesible y disponible, y que sea escalable para que el producto llegue cada día a más personas. ¡Ya estás listo! Diseña tu producto.
DESPERTANDO TU INNOVADOR SOCIAL: Después de habernos inspirado y saber cuál es nuestra idea de negocio y diseñado el producto, te propongo algunos ejercicios de autoreflexión: ¿Cuáles son tus recursos, tus capacidades y la experiencia personal y profesional que te ayudarán a la hora de empezar tu emprendimiento social? ¿Cuáles son tus valores y qué te motiva a convertirte en un agente de cambio?
PROMOCIONA TU EMPRENDIMIENTO: Habla de tu proyecto en todas partes y participa en diferentes eventos y convocatorias. También aprovecha la prensa gratuita y la promoción a través de Internet. El objetivo es que el mundo entero conozca tu producto.

En los siguientes posts desarrollaremos cada una de estas etapas, así que seguid atentos a lo que viene. 

¿Te gusto lo que leíste? ¿Crees qué puede ayudar a otro para que trabaje su mente emprendedora? Si la respuesta es afirmativa Compártelo y recuerda que el conocimiento es universal.

Publicado en Creatividad y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *