Negocios

¿POR QUÉ LA GENTE HABLA DE LO QUE NO SABE?

¿Un buen profesional/emprendedor puede darse ese lujo?

Espero el post anterior sobre “Cómo piensa un emprendedor” haya sido de utilidad para comenzar a entender qué tenemos una manera diferente de ver e interpretar el mundo.

En esta oportunidad vamos hablar de la fanfarronería “El arte de hablar de lo que no conocemos”. Las personas que me conocen saben que no acepto consejos sino los he pedido. Para ello vamos a tirar de varios conceptos como son comunicación, conocimiento, coherencia, autoridad… ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

La manera en que nos comunicamos con nosotros mismos, y lo que transmitimos a los demás, determina en gran parte lo que obtenemos en nuestra vida. Si somos capaces de expresar exactamente lo que necesitamos, compartir claramente lo que nos interesa, presentar de una manera distinta lo que buscamos ofrecer, si entablamos mejores diálogos; entonces nuestra comunicación es de excelencia.  Es importante destacar que para poder hablar con otras personas debemos saber claramente que es lo que vamos a transmitir, conocer del tema, prepararnos para ello, de lo contrario perderemos credibilidad, si somos emprendedores o profesionales de cualquier disciplina debemos tomarlo en cuenta, saber realmente de lo que estamos hablando y el objetivo que perseguimos.

En el día a día, y sobre todo en estos tiempos gracias a todas las redes sociales, estamos en comunicación con muchas personas, en diferentes partes del mundo y en realidades muy diferentes a pesar de que digamos que todo es global. Cuando estudiaba metodología de la investigación me encantaba el análisis de discurso de la investigación cualitativa y ciencias sociales - como hablamos así es nuestro mundo interior - (Echa un ojo por las redes sociales de tus amigos cuando hayan problemas serios en la sociedad, lee con atención sus opiniones sobre el mundo y la sociedad, así son realmente, no toda la paja positiva que a veces quieren aparentar).

Nuestra manera de comunicarnos y lo que decimos deja una impresión de quienes somos y de los conocimientos que manejamos. Muchas veces cometemos el error de dar información errada, por presumir o aparentar que somos conocedores de lo que estamos hablando, lo cual puede llevarnos a cometer errores que influyan negativamente en nuestro futuro profesional y nuestra credibilidad.

Es importante que para poder comunicar estar abiertos al conocimiento.  El conocimiento,  destierra la ignorancia. Cuando vivimos en la ignorancia, al no conocer el mundo, somos víctimas de errores vitales y falsos profetas que nos llevan a una vida difícil, llena de sacrificios, que incluso a morir prematuramente. Sabemos que los conocimientos y el desarrollo de nuestras habilidades son fundamentales para obtener resultados, la preparación es importante, así como la educación, pero muchas veces no le sacamos el máximo provecho a lo aprendido, nos podemos devorar 10 libros en un año, pero interpretarlos y sacar un aprendizaje ya eso es otra cosa.

Para reforzar el párrafo anterior, existen muchas fuentes para adquirir la erudición y no caer en falsas expectativas  que pueden traer consecuencias a futuro, para ampliar nuestros conocimientos podemos ayudarnos de los libros, videos, formaciones, entre otros, el gran problema está en que muchas personas entre ellos estudiantes, profesionales e incluso emprendedores y empresarios, recurren a todo ello, sin embargo no lo ponen en práctica. Debemos recordar que el conocimiento no aplicado es lo mismo a la falta de conocimiento. En cualquier situación que se nos presente debemos aplicar nuestros conocimientos, es la única forma de enfrentar diversas situaciones.

Por otro lado,  podemos hacernos una pregunta ¿La autoridad se gana o se impone? Debemos tener Autoridad, confianza, consenso y compromiso en lo que decimos,  La autoridad es un factor que también ayuda a crear un contexto favorable. Si usted demuestra profesionalidad, conocimiento sobre el tema, unos buenos antecedentes (experiencias anteriores, clientela de prestigio), experiencia y credibilidad, logrará crear un aura de autoridad a su alrededor que le dará poder en cualquier petición que haga. No confunda la autoridad con la prepotencia o la arrogancia. La verdadera autoridad no se consigue por la fuerza ni a través de argumentos del tipo: “¿Usted sabe con quién está hablando?”. Admitir un error o una debilidad personal es mucho más provechoso para su aura de autoridad que mantener una postura autoritaria. Cerca de la autoridad se encuentra el territorio de la confianza, que está formado por tres factores:

  • ¿Qué es lo que usted dice y qué es lo que piensa?
  • ¿Lo que usted dice en público es lo mismo que dice en privado?
  • ¿Es capaz de decirle a un amigo o a un cliente lo mismo que dice de él a terceros?

 

Si todo lo que usted dice es coherente en las diferentes situaciones de su vida cotidiana, tendrá a su favor la fuerza de la sinceridad. Cuando usted hace lo que sabe y le gusta hacer (si le gusta pero no sabe, aprenda con ahínco hasta saber y le gustará más todavía), genera una acción de forma correcta y productiva.

No te conformes con lo básico siempre busca más información, alimenta los conocimientos que ya tienes, pero lo más importante es que lo apliques, ponerlo en práctica depende el que puedas alcanzar el éxito. El conocimiento que obtengas estará a tu disposición por el resto de tu vida, esfuérzate siempre donde quieras que estés.

Para concluir y como resumen, no podemos darnos el lujo de hablar sin tener preparación o conocimiento de lo que estamos diciendo y haciendo, sobre todo si estamos desarrollando una idea de negocios y queremos seducir a los demás con ella, para evitar esto, recuerda:

Comunica de Forma transparente y confiable.
Demuestra autoridad, confianza, consenso y compromiso en lo que decimos.
Confía en sí mismo.
Sé coherente que dices, piensas y haces.
Infórmate, nutre los conocimientos que ya tienes.
Aplica lo aprendido, no te quedes con ello. Compártelo con el mundo…
Y si todo esto no es suficiente, a veces con permanecer callados es suficiente.

¿Te gusto lo que leíste? ¿Crees qué puede ayudar a otro para que trabaje su mente emprendedora? Si la respuesta es afirmativa Compártelo y recuerda que el conocimiento es universal.

Publicado en Creatividad y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *